El sitio web de Rocío Anguiano Pérez

Una introducción al mundo de la traductología

Todo lo que usted quiera, sí señor, pero son las palabras las que cantan las que suben y bajan... Me prosterno ante ellas... [...] Las agarro al vuelo, cuando van zumbando y las atrapo, las limpio, las pelo, me preparo frente al plato, las siento cristalinas, vibrantes, ebúrneas, vegetales, aceitosas, como frutas, como algas, como aceitunas... Y entonces las revuelvo, las agito, me las bebo, me las zampo, las trituro, las emperejilo, las liberto... [...] Todo está en la palabra... Una idea entera se cambia porque una palabra se trasladó de sitio, o porque otra se sentó como una reinita adentro de una frase que no la esperaba y que le obedeció... Tienen sombra, transparencia, peso, plumas, pelos, tienen de todo lo que se les fue agregando da tanto rodar por el río, de tanto transmigrar de patria, de tanto ser raíces...
La palabra
Pablo Neruda